La otra variedad de tijeras defensivas son aquellas que se realizan añadiendo a los cambios de sentido un notable desplazamiento en la vertical y con el avión girando también sobre su eje longitudinal, es decir, haciendo toneles, mejor si son “volados” (o aplicando pedal contrario al alabeo).

Los factores que intervienen en el presente caso vienen a ser los mismos que los analizados en la lección de las tijeras horizontales, si bien las prestaciones del avión a bajas velocidades pierden algo de importancia frente a la maniobrabilidad general del avión, especialmente frente a su capacidad para cambiar el sentido vertical de su desplazamiento.

La posición inicial es, fundamentalmente, la misma, si bien la situación óptima para iniciar las tijeras con tonel es cuando el atacante nos “entra” desde atrás y arriba, es decir cuando pica, al menos ligeramente, hacia nosotros desde atrás.

El esquema para que se comprenda mejor (como se apreciará fácilmente, en vez de hacerlo personalmente, lo he cogido de la red, pues como que las tres dimensiones se me escapan a la hora de dibujar):



Posición 1.- El atacante se encuentra en el hemisferio posterior del defensor, picando sobre el mismo.

Posición 2.- El defensor ha tirado fuertemente de la palanca a la vez que alabea hacia la izquierda, overchutando al enemigo, cuya mayor velocidad en el punto 1 y, posiblemente, menos maniobrabilidad le impide seguir a las 6 del defensor. El defensor parece tener ventaja al encontrarse en la parte de arriba de la maniobra.

Posición 3.- El atacante intenta seguir al defensor, que ya ha terminado el tonel y está picando para recuperar energía. Como en todas las maniobras, el cruce de trayectorias es un momento peligroso.

Posición 4.- De nuevo el atacante está en la parte de arriba de la maniobra, aparentemente con ventaja, aunque el defensor ha conseguido una separación evidente de las trayectorias. Se podrían seguir encadenando o bien tijeras con tonel o bien horizontales para escapar definitivamente del ataque.

En este tipo de tijeras, los aviones se alejan y acercan en el plano vertical, en vez de en el plano horizontal como sucedía con las horizontales, de tal manera que el avión que está en la parte superior tiene la impresión de tener bastante ventaja que el de abajo, ventaja que se invierte al momento siguiente, por lo que no hay que confiarse y debemos acabar la maniobra, o el enemigo trepará fácilmente y se nos pondrá nuevamente a las 6.

En definitiva, para no aburrir al cadete con tantas explicaciones teóricas, lo que se trata es de hacer que el enemigo pierda nuestras 6, que se pase de largo en los virajes y que no nos pueda disparar y, para eso, nuestra maniobra ha ser lo suficientemente errática y lo suficientemente lenta como para que el enemigo acabe overchutado y perdiéndonos de vista, lo que le obligue a romper y alejarse.

Así por ejemplo, se puede empezar una tijera con tonel, para lo cual, viramos a la izquierda 45º (por ejemplo) a la vez que tiramos fuertemente de la palanca hacia atrás; en plena trepada comenzamos a hacer el tonel alabeando rápidamente a la derecha mientras pisamos el pedal izquierdo, o sea, el contrario al tonel (el tonel volado así efectuado provoca un movimiento difícil de seguir por un enemigo cercano); a medio tonel, es decir, panza arriba, picamos para recuperar algo de energía mientras acabamos el tonel y ahí podemos nuevamente comenzar otras tijeras si aún está detrás el bandido, o bien horizontales o nuevamente con tonel.

Log in to comment